miércoles, 5 de marzo de 2008

Discurso del funeral de mi abuelita 3 marzo, 2008

Todo esto pasó muy muy rápido pero yo sabía que quería dedicarle unas palabras a mi abuelita hoy. Podría decir cosas muy lindas de mi abuela, de Maruja, como la llamaba todo el mundo. Podría decir que esa educadora de corazón, esa amiga, madre y abuela nos cambió la vida de muchas formas. De verdad que con sus bromas y cuentos nos alegraba los días. Aún los más difíciles.Pero lo maravilloso de todo esto es que no hace falta que diga nada. No tengo que convencer a nadie porque bastaba pasar un ratito con ella para darse cuenta de quién era. Esa mujer indudablemente fuerte, positiva, coqueta y simple, de patas de pollo y pozol. Gracias Víctor Hugo, Arelis y Víctor Alfonso por cuidármela, darle una familia y chinéarla como nadie más hubiera podido hacerlo. Hoy estamos aquí recordando a mi TITA que también me cuidó de niña, adolescente y adulta. Es a esa mujer increíble a la que debo mucho de lo que soy. TITA, fuiste y sos esa sonrisa y esa historia que no se van, se quedan...para siempre!!!

pic1

pic1